Mayo, tuvo que ser por Mayo, allá por 1965. Mayo, tuvo que ser por Mayo, hace un suspiro, sólo un año. 50 años por Córdoba Coronada, la que la ciudad proclama como su Señora primera, la de las colas el Viernes de su nombre, la del besamanos en 5 y en 0, la de súplicas diarias tras una reja, la del camarín de luces, añiles y azules y la del eterno rostrillo, el rostro inclinado y las manos crispadas. La de los ojos de cordobesa, la del capote de paseo, la del azulejo y la buganvilla, la de las piedras de capuchinos, la de Clemencia, Desagravios y Misericordia por los siglos entre Faroles, la de nobles casas y humildes gentes. La cordobesa por excelencia. Recuerdos de tres días de Mayo, 50 años por Córdoba Coronada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s