Sábado 15 de julio, vísperas de la festividad de la Virgen del Carmen, desde el altozano donde se alza el antiguo convento carmelita que corona la Barrera sale a las calles de Lucena en la canícula soporífera del verano una brisa fresca con capa sobre su espalda y un santo escapulario a derramar sus bendiciones entre sus vecinos, hijos y devotos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s