Un 15 de agosto resuelto en Carmen

De Santa Catalina al Llano, del Llano al Paseo y del Paseo a la Calle Toledo. Los fuegos, los escapularios, una coronación… en lontananza y cada vez más cercana, marrón carmelitano, blusas blancas, cíngulos bicolor, mantillas blancas, las velas, las miradas, el reportero intrépido, la carmelitana saliente, la carmelitana actual y su corte de honor, los nardos de la Virgen, su capa blanca, un bamboleo marinero entre olivos, la banda municipal, la corporación, dos barrios, uno más y otro menos pero aún así, su Patrona.

Un 15 de agosto resuelto en Carmen, marinera entre olivares, Rute.

 

Anuncios

Votos y Promesas a la Divina Serrana.

CIV años, se dice pronto, romería auténtica con una medida justa. Las misas, la bandera, la salida de la Virgen, la mesa de mandas, las velas, los votos y las promesas.

Cabra se rinde a sus plantas y ya se presiente su venida cuando a las cuatro de la tarde de un cuatro de septiembre esos votos y esas promesas se conviertan en un río interminable entre polvaredas de devoción que desembocará en una ciudad que la espera, como ayer, como hoy y como lo hará siempre.

Esencia pura, autenticidad pura… Romería de votos y promesas a María Santísima de la Sierra.

El Jesús de los Jesuses. Una devoción secular.

Una devoción secular, sí, que ya se pierde en las horas, los días, los meses, los años, los lustros, las décadas y las centurias.

Una devoción secular a la imagen de Jesús del Calvario en su pueblo de Montalbán y más allá de esta fecunda tierra. El Señor de la Campiña hasta el que peregrinan los hermanos del campo llegando a sus plantas desde las primeras luces del alba del día de la Transfiguración del Señor, cada seis de agosto, cuando Él, deja su cruz y cambia su morado de túnica por el blanco glorioso y aparece transfigurado ante sus fieles y devotos que llegan desde Santaella, La Rambla, La Carlota, Puente Genil, Fernan Núñez, Fuente Palmera, San Sebastián de los Ballesteros, Montilla… caminando en la noche para encontrarse con Él.

El Jesús de los Jesuses, al que Montalbán se entrega por completo siendo su protector. El Señor de la Campiña. Jesús del Calvario, esta indiana imagen según me decía el hermano mayor de la misma y que ya en el siglo XVI se deja constancia de sus milagros y la devoción que despierta entre las gentes del campo. Una peregrinación a una imagen cristífera sin parangón al menos en la provincia de Córdoba y que, tras 25 años, volverá a procesionar por las calles de Montalbán el 25 de agosto de 2018. En su honor la feria de la localidad, la peregrinación, la función de los hermanos del campo el día 6 y la función votiva del ayuntamiento de la localidad desde 1854 el día 7 y a partir del 9 su novena y al décimo día su multitudinario besapies tras la misa de las nueve de la noche momento del cual traigo esta pequeña galería en blanco y negro.

Ya están avisados, el 25 de agosto de 2018 será una oportunidad única para llenarnos de la grandeza de las devociones sencillas. 25 años después volverá el Jesús de los Jesuses a recorrer las calles de su pueblo, Montalbán, en plena campiña cordobesa.

Nuestra Señora de los Dolores y las Santas Marías. Cuenca.

En el mes de mayo tuve la oportunidad de fotografiar esta personal obra del escultor e imaginero lucentino Francisco Javier López del Espino, un proyecto interesante, diferente, personal en el cual el autor tenía puesta gran motivación e ilusión y ello quedó reflejado en el resultado final.

Aquí muestro una pequeña galería fotográfica de este grupo escultórico salido de gubias lucentinas y, por ende, cordobesas para tierras conquenses.

425 años. La Luz de un pueblo. Jesús Nazareno.

Sin lugar a dudas cuando uno llega a una hermosa e histórica villa como Alcaudete con su imponente castillo, su parroquia de San Pedro en las proximidades del castillo que se divisan varios kilómetros antes de llegar a la localidad pues espera encontrarse con algo personal y de hecho así es.

La imagen de Jesús Nazareno, que se nos muestra caído y apoyado sobre una roca, he aquí la primera nota de personalidad, es vestido con una magnífica túnica de cola bordada de unas considerables dimensiones que hacen que su paso procesional carezca de candelabros traseros para dar espacio y lugar a dicha maravillosa túnica.

425 años se cumplen y en las vísperas de la Transfiguración, en la festividad de la Virgen de las Nieves la imagen del Nazareno Caído, Señor de Alcaudete, se trasladó se forma extraordinaria a la ermita de la Virgen de la Fuensanta, patrona de la localidad jiennense desde la cual regresará el próximo día 15 de agosto tras los actos que compartirá junto a la patrona en la tradiconal velada.