Portento

Yo mantengo la máxima aquella de: “de bien nacido es ser agradecido” y, en esta ocasión, más que nunca.

Francisco Javier López del Espino no es ya una promesa, es una realidad, una realidad palpable, el testigo de la actual escuela cordobesa de imaginería, currante incansable, estudioso, inconformista, alguien que a cada obra va un pasito a más y así siempre. Un día tuve la suerte de que me llamara para fotografiar una serie de bustos y, desde entonces, forjamos una amistad sincera entre ambos, diciéndonos las verdades a la cara, lo que nos gusta y lo que no de nuestras respectivas obras (jamás podré comparar lo que yo hago con lo que él hace) y, como es de bien nacido el ser agradecido, yo le agradezco el privilegio de poder haber hecho esta sesión al portento de San Jerónimo que a nadie dejará indiferente pero, conociendo al autor de la obra, sé que ya le estará dando vueltas al coco para mejorar, aún más si cabe, su próxima obra.

Portento…

Anuncios

La Postrera Bendición

1 de noviembre, festividad de Todos los Santos, costumbres devocionales, arraigadas. Jesús Nazareno, en la antigua villa de Monturque, reparte su bendición postrera al llegar a las puertas del cementerio de San Rafael.

Nazareno doliente, casi vencido ya por el asfixiante peso de su argéntea cruz, patetismo y dulzura a la vez en su rostro, no puede apenas levantar la mano por el duro camino de siglos cargando culpas pero la levanta y bendice a aquellos que ya gozan de su presencia o aún encuentran el camino para llegar a ella. Pureza en las costumbres de los pueblos cordobeses.

 

 

 

Soledad, devoción de Hinojos

Fue el broche de oro a la XLIV convivencia nacional de hermandades de la Soledad celebrada en esta ocasión en Hinojos y la titular Hinojera presidió el altar mayor de la parroquia de Santiago tras ser trasladada el viernes con posterior traslado de vuelta el domingo a las seis y media de la tarde como broche a la convivencia.

La bellísima dolorosa atribuída a La Roldana recorrió las calles de la localidad onubense siempre arropada por una multitud que no se despegaba de su lado, estrenando una magnífica saya y juego de media luna y corona.

A destacar la hospitalidad recibida por quien suscribe estas líneas, agradecido a mi compañero en las tareas Julio Alberto Martín por descubrirme esta bella localidad y esta magnífica dolorosa y por el trato recibido por parte de la junta de gobierno. Será un placer volver por Hinojos y aquí dejo una pequeña galería del traslado de la Soledad a su capilla de la calle Santiago.