Oración de Piedad

En el altozano donde se yergue la Parroquia de la Asunción y Ángeles, allá en la Villa de Cabra, un hombre con los brazos abiertos en un signo de entrega máxima ora al Padre y nos invita a orar con Él y a no dormirnos ante las adversidades y por el Cerro, por la parroquia de San Juan Bautista, una piadosa Madre derrama sus lágrimas tocada con velo negro ante la muerte del Amor de los Amores. Así es el drama vivo de la pasión de Cristo, la entrega del sacrificio máximo por redimir nuestras culpas.

Anuncios

Bienaventurados los humildes

…Porque de ellos es el reino de Dios. Y así Cristo, Humilde, espera martirio de Cruz cuando no mucho tiempo antes de esperar recibir muerte y muerte de cruz, en una muestra de humildad y sencillez extrema se ciñió una toalla en su cintura para lavar los pies a sus discípulos y así se nos muestra en la calle del Agua, de ese agua cristalina y pura que llena su jofaina, hasta la huerta del Carmen donde pensativo queda presto a reicibir su martirio.

Cristo de los Parrillas.

Un vía crucis para ganar el jubileo en San Francisco ante la imagen de Jesús Nazareno, el Nazarano más humano y divino de toda la provincia de Córdoba, 425 años de hermandad y para ganar en piadoso vía crucis este jubileo una joya que día a día recibe a los fieles en la Parroquia de la Asunción, el popularmente llamado Cristo de los Parrillas. Un recorrido digno de enmarcar en una ciudad que cautiva y enamora; una a una se fueron desgranando las catorce estaciones del vía crucis por las calles de la villa, el adarve, el paseo de Colombia hasta entrar por la santa puerta de San Francisco y llegar hasta las plantas del Rey de Priego.

Coronación

“Y tejiendo una corona de espinas, se la pusieron sobre su cabeza, y una caña en su mano derecha; y arrodillándose delante de El, le hacían burla, diciendo: ¡Salve, Rey de los judíos!”

Mateo 27.29

Una joya, en la barriada. Una noche de invierno, fría, lluviosa, triste; hacía falta luz y la luz lo impregnó todo en el rostro y en el cuerpo del Dios coronado, coronado de espinas al que llaman Rey, al que es Rey. Fue una noche de invierno, fría, lluviosa, triste y la luz vino de su mano, allá en la Barriada donde cada año por Septiembre es recibida y por Octubre es despedida la Madre de los egabrenses.

A Mateo Olaya, buen amigo y compañero de luces y sombras.

 

Los 40 días

Falta muy poco para que el ritual de la ceniza se repita y para que los vía crucis recorran las calles de nuestras ciudades y las naves de nuestros templos. Es un tiempo de espera, de penitencia y abstinencia dicen pero también de gozo y júbilo, que paradójica contradicción, porque pronto vendrá la Semana de Pasión que para Andalucía es más de Gloria que de Pasión. Todo se volverá a cumplir y, mientras va llegando esa espera dulce y amarga a la vez… recordemos la cuaresma pasada.

Cien años Expirando (II).

 

 

 

Y el día parecía cubrirse de tinieblas y pareciera que el velo del templo se rasgaría en dos pero, no, no hubo truenos, ni lluvia, ni la tierra tembló ni el velo se rasgó. Vino el sol contigo porque tu eterna expiración por siempre será eterna, estás más vivo que muerto, esos ojos abiertos al cielo no pueden morir y eso el domingo lo supo y trajo el sol en tu cara.

Segunda y última galería del traslado extraordinario del Stmo. Cristo de la Expiración a la SIC de Córdoba con motivo del centenario fundacional de su estudiantil hermandad.