“Cuando el mundo se va, Soledad es la última que me acompaña”…

La tomo prestada a alguien que se fue en fechas recientes, y, al verla el domingo, la recordé…

Cuando todo se va, cuando todo parece no tener ninguna solución, miras a la Soledad y en su inmenso vacío se encuentra el cobijo. La Soledad que llena el alma, La Soledad que hace que lo oscuro, brille, donde en su inmensa pena se halla el consuelo.

Un domingo de mayo, en Priego, desde San Pedro… La Soledad.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s