Humildad y Paciencia.

Sabía quien eras, siempre he sabio quien eres desde la infancia pero no te conocía, sí, no te conocía y en dos noches de cuaresma por fin pude conocerte de cerca, frente a frente y he de decir que desde aquellas dos noches tu semblante se me marcó.

Gracias a la Hermandad de la Paz de Córdoba por esta oportunidad tan precisa y preciosa que me dió de tener tan cerca a su Amantísimo titular, Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia y gracias por dármelo a conocer, yo que sabía quien era pero que no lo conocía. Gracias por la confianza depositada en mí y espero no haberos defraudado.

Anuncios

Recuerdos: 50 años por Córdoba Coronada.

Mayo, tuvo que ser por Mayo, allá por 1965. Mayo, tuvo que ser por Mayo, hace un suspiro, sólo un año. 50 años por Córdoba Coronada, la que la ciudad proclama como su Señora primera, la de las colas el Viernes de su nombre, la del besamanos en 5 y en 0, la de súplicas diarias tras una reja, la del camarín de luces, añiles y azules y la del eterno rostrillo, el rostro inclinado y las manos crispadas. La de los ojos de cordobesa, la del capote de paseo, la del azulejo y la buganvilla, la de las piedras de capuchinos, la de Clemencia, Desagravios y Misericordia por los siglos entre Faroles, la de nobles casas y humildes gentes. La cordobesa por excelencia. Recuerdos de tres días de Mayo, 50 años por Córdoba Coronada.