El Domingo del Señor

Todo llevaba a la Capilla, al Llanete de las pasiones y las devociones, de nada importaba que lloviera, todo el itinerario culminaba en el Llanete de la Capillita. Un recorrido de Ángeles, de Amor, de Consuelo Divino, de Soledad allá por Santiago para maniatado y Preso, por la calle Navas subir la calle Curados y culminar allí, ante el Viejo de las Espigas, ante el Señor, ante Jesús, ante el divino Nazareno. Sí, todo el recorrido del quinto Domingo de Cuaresma era un recorrido para llegar a Ti, besar tu pie, mirarte, rezarte, implorarte perdón y sentir tu primera bendición.

Anuncios

Miserere mei Deus

Cinco días para redimir nuestras faltas, quinario en San Pedro Mártir. Los ritos se repiten antes del domingo de Perdón y bendición. Miserere mei Deus tras cada misa, olor de los pebeteros, la cruz de plata y la túnica de los racimos. Todo está dispuesto, la espera va terminando, Lucena ya te está esperando.

 

Oración de Piedad

En el altozano donde se yergue la Parroquia de la Asunción y Ángeles, allá en la Villa de Cabra, un hombre con los brazos abiertos en un signo de entrega máxima ora al Padre y nos invita a orar con Él y a no dormirnos ante las adversidades y por el Cerro, por la parroquia de San Juan Bautista, una piadosa Madre derrama sus lágrimas tocada con velo negro ante la muerte del Amor de los Amores. Así es el drama vivo de la pasión de Cristo, la entrega del sacrificio máximo por redimir nuestras culpas.

Bienaventurados los humildes

…Porque de ellos es el reino de Dios. Y así Cristo, Humilde, espera martirio de Cruz cuando no mucho tiempo antes de esperar recibir muerte y muerte de cruz, en una muestra de humildad y sencillez extrema se ciñió una toalla en su cintura para lavar los pies a sus discípulos y así se nos muestra en la calle del Agua, de ese agua cristalina y pura que llena su jofaina, hasta la huerta del Carmen donde pensativo queda presto a reicibir su martirio.

Los 40 días

Falta muy poco para que el ritual de la ceniza se repita y para que los vía crucis recorran las calles de nuestras ciudades y las naves de nuestros templos. Es un tiempo de espera, de penitencia y abstinencia dicen pero también de gozo y júbilo, que paradójica contradicción, porque pronto vendrá la Semana de Pasión que para Andalucía es más de Gloria que de Pasión. Todo se volverá a cumplir y, mientras va llegando esa espera dulce y amarga a la vez… recordemos la cuaresma pasada.

Bondad, Señor.

A tus pies, luz y oscuridad. Recuerdos de antaño, Tú y yo, los mismos años viendo la ciudad. Nuestro diálogo nunca se interrumpió en todo este tiempo.

Gracias a la Hermandad de Nazarenos del Sagrado Encuentro por estos momentos tan especiales, de bien nacido es ser agradecido.

Quien se muestre interesado en este tipo de sesiones puede ponerse en contacto con nosotros en la siguiente dirección de correo electrónico: jrjimenez1983@live.com o a través de mensaje privado en Facebook en el perfil: Jesús Ruiz Gitanito