El sonido del Silencio

Y así es cada madrugada de Jueves Santo, en Lucena.

Sólo se oye el Silencio, el sonido del Silencio. Sólo el ronco tambor retumbando en la noche, cientos de roncos y negros tambores en un mar de capirotes blancos y negras túnicas. Sólo una trompeta rasga el velo de la oscura noche llamando al recogimiento y a la oración. Sólo una campana tañe, muere Cristo y, en las calles de Lucena se escucha el sonido del Silencio.

Silencio 19

Anuncios