Marinera entre Olivares

Un 15 de agosto, Asunción de María, pero en Rute asciende al Monte Carmelo con un santo escapulario, una capa de oraciones, un tierno niño y una corona de amor.

Una Marinera que navega entre Olivares para ascender entre salves, himnos y vítores al Carmelo ruteño de la calle Toledo. Dos semanas atrás, corona de amor, un quince de agosto se cierra el ciclo otro año más pero este, con más intensidad y fuerza si cabe, y la Carmelita ya sueña con otro último domingo de julio y con otro quince de agosto cuando vuelva a ser Capitana de un navío que navega entre olivares en una singladura de fe.

Un 15 de agosto resuelto en Carmen

De Santa Catalina al Llano, del Llano al Paseo y del Paseo a la Calle Toledo. Los fuegos, los escapularios, una coronación… en lontananza y cada vez más cercana, marrón carmelitano, blusas blancas, cíngulos bicolor, mantillas blancas, las velas, las miradas, el reportero intrépido, la carmelitana saliente, la carmelitana actual y su corte de honor, los nardos de la Virgen, su capa blanca, un bamboleo marinero entre olivos, la banda municipal, la corporación, dos barrios, uno más y otro menos pero aún así, su Patrona.

Un 15 de agosto resuelto en Carmen, marinera entre olivares, Rute.