El Jesús de los Jesuses. Una devoción secular.

Una devoción secular, sí, que ya se pierde en las horas, los días, los meses, los años, los lustros, las décadas y las centurias.

Una devoción secular a la imagen de Jesús del Calvario en su pueblo de Montalbán y más allá de esta fecunda tierra. El Señor de la Campiña hasta el que peregrinan los hermanos del campo llegando a sus plantas desde las primeras luces del alba del día de la Transfiguración del Señor, cada seis de agosto, cuando Él, deja su cruz y cambia su morado de túnica por el blanco glorioso y aparece transfigurado ante sus fieles y devotos que llegan desde Santaella, La Rambla, La Carlota, Puente Genil, Fernan Núñez, Fuente Palmera, San Sebastián de los Ballesteros, Montilla… caminando en la noche para encontrarse con Él.

El Jesús de los Jesuses, al que Montalbán se entrega por completo siendo su protector. El Señor de la Campiña. Jesús del Calvario, esta indiana imagen según me decía el hermano mayor de la misma y que ya en el siglo XVI se deja constancia de sus milagros y la devoción que despierta entre las gentes del campo. Una peregrinación a una imagen cristífera sin parangón al menos en la provincia de Córdoba y que, tras 25 años, volverá a procesionar por las calles de Montalbán el 25 de agosto de 2018. En su honor la feria de la localidad, la peregrinación, la función de los hermanos del campo el día 6 y la función votiva del ayuntamiento de la localidad desde 1854 el día 7 y a partir del 9 su novena y al décimo día su multitudinario besapies tras la misa de las nueve de la noche momento del cual traigo esta pequeña galería en blanco y negro.

Ya están avisados, el 25 de agosto de 2018 será una oportunidad única para llenarnos de la grandeza de las devociones sencillas. 25 años después volverá el Jesús de los Jesuses a recorrer las calles de su pueblo, Montalbán, en plena campiña cordobesa.

Anuncios