Humilitas et Patientia

Pues, como no tengo mucho que contar, prefiero que hablen las imágenes…

Anuncios

16 del Carmen

16 del Carmen, dos puntos neurálgicos, la misma advocación en dual devoción.

Desde el antiguo convento carmelita que se encontraba en la Puerta Nueva hasta la Cuesta de San Cayetano en el altozano carmelita.

Una corona rica y una corona de humildad.

Un colegio entero y hábitos carmelitas, una feligresía sencilla y una toca de luna y estrellas.

Dos capas que cobijan, una a multitud de niños y antiguos alumnos, otra a mayores que se aferran a su blanca capa.

Santos Escapularios en ambas manos sagradas. Alonso Gómez de Sandoval nos dejó sus dos niñas, sus dos Cármenes para Córdoba.

Una desde el altozano de San Cayetano y otra desde el antiguo convento que se encontraba en la Puerta Nueva.

16 del Carmen, dos puntos neurálgicos, la misma advocación en dual devoción.

Esencia (Semana Santa de Lucena)

Esencia:
Conjunto de características permanentes e invariables que determinan a un ser o una cosa y sin las cuales no sería lo que es.
La definición está más que clara, eso es lo que es la Semana Santa de Lucena… Esencia pura en sí misma y esta, su galería.

Cien años Expirando (II).

 

 

 

Y el día parecía cubrirse de tinieblas y pareciera que el velo del templo se rasgaría en dos pero, no, no hubo truenos, ni lluvia, ni la tierra tembló ni el velo se rasgó. Vino el sol contigo porque tu eterna expiración por siempre será eterna, estás más vivo que muerto, esos ojos abiertos al cielo no pueden morir y eso el domingo lo supo y trajo el sol en tu cara.

Segunda y última galería del traslado extraordinario del Stmo. Cristo de la Expiración a la SIC de Córdoba con motivo del centenario fundacional de su estudiantil hermandad.

 

Virgo Maria. Mater Desconsolata

O vos omnes
qui transitis per viam,
attendite et videte:
Si est dolor similis
sicut dolor meus.
(Oh, todos vosotros que pasáis por el camino
prestad atención y ved si hay un dolor semejante a mi dolor).

Así reza la leyenda de tu palio, transida de dolor, Desconsolada en tu Soledad porque ni la compañía de las dos personas más amadas por Cristo mitigan tu Desconsuelo ni hacen compaña a tu Soledad.

Madre Desconsolada en tu Soledad, oscuro y negro luto, nacarada tez y figura hierática, tus ojos se pierden en tu profundo dolor, el último cristal se derrama por tu mejilla porque ya no quedan lágrimas, siempre en Soledad aunque tengas la sacra compañía de María la de Magdala y de Juan, siempre en Soledad y Desconsolada, las palabras no sirven, no las escuchas, sólo escuchas tu Desconsuelo eterna y nacarada Reina de la Compañía.

Siempre agradecido a la Hermandad de la Inmaculada Concepción y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Señor Jesucristo del Santo Sepulcro y Nuestra Señora del Desconsuelo en su Soledad por abrirme de par en par las puertas de la Compañía, una casa para mí especial por muchos motivos y una advocación mariana que ocupa lugar de privilegio en todo mi ser.