Penúltimo domingo de abril.

Tú traes los cantos.

Tú traes los himnos.

Tú traes las flores.

Tú traes lo vítores.

Tú traes los besos.

Tú traes los ruegos.

Tú traes primavera.

Tú traes las tardes sin fin.

Tú traes el sol.

Tú traes la visita diaria.

Tú traes las salves.

Todo lo traes Tú, prendido en tus tirabuzones, el penúltimo domingo de abril.

Anuncios