La Postrera Bendición

1 de noviembre, festividad de Todos los Santos, costumbres devocionales, arraigadas. Jesús Nazareno, en la antigua villa de Monturque, reparte su bendición postrera al llegar a las puertas del cementerio de San Rafael.

Nazareno doliente, casi vencido ya por el asfixiante peso de su argéntea cruz, patetismo y dulzura a la vez en su rostro, no puede apenas levantar la mano por el duro camino de siglos cargando culpas pero la levanta y bendice a aquellos que ya gozan de su presencia o aún encuentran el camino para llegar a ella. Pureza en las costumbres de los pueblos cordobeses.

 

 

 

Anuncios

La Virgen de la Capilla

La Virgen de la Capilla el último domingo de septiembre presidiendo como soberana del lugar la iglesia de San Pedro Mártir, la Señora del Viernes Santo lucentino, la que acompaña a su hijo camino del calvario y la que le da sepultura en la tarde ya marchita de un Viernes con mayúsculas, triste y nostálgico. La del llanto quebrado, la del sollozo interminable, la de las manos encrespadas y la rosa prendada. La del dulce dolor y la infinita belleza. Sólo Ella, la Virgen de la Capilla, el Socorro de María en una tarde novicia de otoño.

 

425 años. La Luz de un pueblo. Jesús Nazareno.

Sin lugar a dudas cuando uno llega a una hermosa e histórica villa como Alcaudete con su imponente castillo, su parroquia de San Pedro en las proximidades del castillo que se divisan varios kilómetros antes de llegar a la localidad pues espera encontrarse con algo personal y de hecho así es.

La imagen de Jesús Nazareno, que se nos muestra caído y apoyado sobre una roca, he aquí la primera nota de personalidad, es vestido con una magnífica túnica de cola bordada de unas considerables dimensiones que hacen que su paso procesional carezca de candelabros traseros para dar espacio y lugar a dicha maravillosa túnica.

425 años se cumplen y en las vísperas de la Transfiguración, en la festividad de la Virgen de las Nieves la imagen del Nazareno Caído, Señor de Alcaudete, se trasladó se forma extraordinaria a la ermita de la Virgen de la Fuensanta, patrona de la localidad jiennense desde la cual regresará el próximo día 15 de agosto tras los actos que compartirá junto a la patrona en la tradiconal velada.

 

Iesus Nazarenus, Rex Iudaeorum

Domingos de mayo en Priego pero, entre todos, uno reluce con especial fulgor y es el domingo en el que el Rey del lugar toma las calles de su reino.

Ni Patria, ni Obispo porque la única reverencia que se le rinde es al único Rey, al Rey de la ciudad el cual predicaba que su reino no era de este mundo. Nada distrae de lo verdaderamente importante, esa melena derramada sobre el rostro que gubiara Pablo de Rojas y una cruz de taracea que pesa sobre su hombro mientras es acariciado el suplicio por manos de tierna mansedumbre.

Domingo de Jesús, domingo de mayo. Priego y su Nazareno.

Señor de La Rambla.

Muchas eran las ganas de conocerte, muchas eran las estampas y libros vistos de Ti pero ninguna de esas estampas te hacía verdadera justicia. Todo un placer para los sentidos, todo un portento del más insigne maestro de la gubia que Andalucía parió con cuna Cordobesa aunque en Sevilla consagrado y por ella misma sepultado y callado durante centurias. No hubo maestro porque el maestro quedó relegado a simple discípulo al lado del discípulo y todo lo que decían suyo tenía dueño y un dueño del Barrio de San Pedro. Pocas muestras hay en tu provincia de tu obra pero el Nazareno superó al Señor archiconocido y una Piedad puso fin a tu obra y tanto la perfección del Nazareno como la póstuma obra tuya en Córdoba se quedaron.