Marinera entre Olivares

Un 15 de agosto, Asunción de María, pero en Rute asciende al Monte Carmelo con un santo escapulario, una capa de oraciones, un tierno niño y una corona de amor.

Una Marinera que navega entre Olivares para ascender entre salves, himnos y vítores al Carmelo ruteño de la calle Toledo. Dos semanas atrás, corona de amor, un quince de agosto se cierra el ciclo otro año más pero este, con más intensidad y fuerza si cabe, y la Carmelita ya sueña con otro último domingo de julio y con otro quince de agosto cuando vuelva a ser Capitana de un navío que navega entre olivares en una singladura de fe.

Anuncios

Fue un 15 de Agosto.

Fue un 15 de Agosto, de hace un año. Ocurrió en Rute como cada año, su Patrona se echó a las calles trayendo consigo aires de Julio, sones de campanilleros y aromas carmelitas. Fue un 15 de Agosto, como cada año. Ocurrió y ocurre en Rute. Un Julio transplantado en Agosto.

La Reina del Barrio Alto.

Hoy, último domingo de Abril, cuando aún a estas horas resuena la letra que dice… “Morenita y Pequeñita lo mismo que una aceituna, una aceituna bendita. Morena de luz de luna”… No tengo más remedio que acordarme de una mañana de Enero cuando, casi de imprevisto y tras la invitación en más de una ocasión de un buen ruteño que hace años que conozco, me planté en Rute para ver el Rosario Extraordinario que con motivo del Año de la Misericordia la titular de la cuarta filial más antigua de la Patrona de Andújar iba a celebrar por las calles de su barrio, barrio de la cual la Virgen es Reina. La Reina del Barrio Alto que se disputa la devoción de Rute en un duelo de amor mariano  que, un 15 de Agosto pude comprobar con mis propios ojos, alcanza su máximo culmen cuando Ella, en las dos advocaciones que su pueblo venera, se encuentran frente a frente.

Hoy, por el Cerro del Cabezo aún suenan los vivas y los cantos a la Reina de Sierra Morena y como no he tenido aún la suerte de vivir la romería de Andújar, dirijo mis ojos al barrio alto de Rute a su Morenita de tez nacarada, bendita contradicción, para honrar a la Virgen de la Cabeza en su día más grande.

…A Juan José Camargo Repullo.